Entradas

¿Quieres saber porque las páginas web “responsive” son el éxito de las empresas hoy en día? ¡Aquí te lo contamos!

Te imaginas poder generar el tráfico que esperas en tu página web por el simple hecho de brindarle al usuario una excelente experiencia al momento de visitar tu sitio web. Es momento observar que la tecnología  paso a formar parte del día a día de toda la sociedad comenzando por hacerse presente en este medio.

PrintLos usuarios se inclinan por empresas que los toman en cuenta. Empresas que ayudan a sus visitantes a la adquisición de lo que necesitan de manera rápida y sencilla, logran con mayor facilidad la fidelidad del cliente y la frecuencia de compra. He aquí la importancia de las páginas web “responsive”.

Numerosos expertos creen que el uso de los teléfonos móviles, superará pronto al de las computadoras de mesa y laptops, durante 2014. Y aunque no sea esta la fecha, puede que a pocos sorprenda tal afirmación, especialmente porque las características y funciones de los smartphones, cada vez son más parecidas a las de los ordenadores, por no mencionar su menor coste y mayor accesibilidad.

Estudio revela que el 80% de las franquicias en México no tienen una página web funcional. Las franquicias mexicanas con mayor valor y que reportaron mayor crecimiento en el último año no han aprovechado el marketing digital para potenciar sus ventas y posicionamiento, ya que el 80 por ciento de las mismas no cuentan con una plataforma funcional, de acuerdo con un reciente estudio. En el área de la página web, el resultado más destacado fue que el 80% de las franquicias no tiene una página funcional, en otras palabras, tiene carencias en cuestión de diseño, estructura del contenido y calidad de la información. Además, el 7% de las franquicias ni siquiera cuenta con un sitio web.

Actualmente, por ejemplo, los estadounidenses invierten, en promedio 2,7 horas en el teléfono móvil y sus diferentes actividades. Una muestra, de porque los dueños de negocios deben considerar una renovar su imagen online y monitorizar sus efectos, particularmente aquellas páginas web que no se adaptan a los tamaños de las pantallas de los dispositivos móviles (no son ‘responsive’) aún. Esto podría conducir a altos índices de rebote, feedback negativo y lo perdida de impacto, lealtad y ventas.