¿Qué es una licencia Creative Commons?

En este artículo vamos a explicar qué son, para qué sirven y cómo se obtienen las licencias Creative Commons, por su importancia para protección y difusión de nuestra obra en la red, y dado que en el sitio la sección Castellano sólo despliega títulos en nuestro idioma, pero el contenido está en inglés.

¿QUÉ ES?

Una licencia es un permiso para usar o compartir obra, pero no equivale ni reemplaza a la inscripción en el Registro de Propiedad Intelectual. Más bien, ambos instrumentos se complementan y refuerzan la protección de obra. Aunque las licencias Creative Commons (CC) se asocian con el ámbito digital (sobre todo, internet), no operan exclusivamente en este medio, sino también en el mundo físico, “real”. Con ella mantienes tus derechos de autor pero permites a otras personas copiar y distribuir tu obra, siempre y cuando reconozcan la correspondiente autoría, y solamente bajo las condiciones que especifiques aquí.

Las licencias de derechos de autor (copyright) y herramientas CC dan un equilibrio razonable al tradicional “todos los derechos reservados” que el copyright crea. Estas herramientas ponen a disposición de todos -desde creadores particulares hasta grandes empresas e instituciones- una forma sencilla y estandarizada de otorgar permisos para utilización y/o reproducción de sus creaciones por medios digitales. La combinación entre estas herramientas y sus usuarios origina un vasto y creciente patrimonio digital; una fuente de contenidos que pueden ser copiados, distribuidos, editados, re-mezclados y utilizados como base, siempre dentro del marco permitido por las leyes de derecho de autor.

DISEÑO Y LÓGICA DE LICENCIAS

Todas las licencias Creative Commons (CC) comparten muchas características. Cada licencia ayuda a los creadores (se les llama licensor, vocablo en inglés que equivale a autor, otorgante de licencia, si usan las herramientas CC) a conservar sus derechos de autor aunque otros copien, distribuyan y utilicen su obra, siempre y cuando sea sin fines de lucro. Además, garantizan que el autor reciba merecido crédito por su trabajo. Su validez se extiende a nivel mundial y siguen vigentes mientras duren las leyes de copyright pertinentes (porque se basan en ellas). Estas características comunes sirven como base sobre la cual los autores pueden escoger si desean dar autorizaciones adicionales cuando deciden cómo quieren que sea usada su obra.

Un autor CC debe responder algunas simples preguntas para conseguir una licencia – primero, ¿deseo permitir uso comercial o no?, y luego, ¿deseo permitir adaptaciones (derivaciones) o no? Si un autor quiere permitir adaptaciones, también puede escoger si exigir a cualquiera que utilice su obra (licensees o titulares de una licencia) para que dicha nueva obra esté disponible en los mismos términos señalados en la licencia. A esta idea se le denomina “ShareAlike”(“Compartir igual” ó “semejanza al compartir”) y es uno de los mecanismos que, de ser escogidos, permiten que el patrimonio digital crezca en el tiempo. ShareAlike se inspira en laLicencia GNU para público general, utilizada por muchos proyectos de software gratuitos uopen-source (“Código abierto” o garantía de acceso a fuentes o archivos originales).

Las licencias CC no afectan las libertades que la Ley otorga a usuarios de creaciones por demás protegidas por Copyright, tales como excepciones y limitaciones a las leyes de derecho de autor como el fair dealing. Las licencias CC exigen a los titulares (licensees) obtener autorización para hacer cualquier cosa con una obra cuyos derechos pertenecen, según la ley, a un autor (licensor) y que dicha licencia no permita usar explícitamente. Los titulares de licencia deben mencionar al autor en los créditos, mantener intactos los íconos o señales de copyright en todas las copias de la obra, y enlazar las copias de esa obra con su respectiva licencia. Así mismo, los titulares de licencia no pueden usar medidas de restricción tecnológica para limitar el acceso a la obra creada por otros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS LICENCIAS

1) Atribución
CC BY

Esta licencia permite a otros distribuir, re-mezclar, extraer fragmentos y construir a partir de tu obra, incluso comercialmente, siempre y cuando te den crédito por la creación original. Esta es la más generosa de las licencias ofrecidas. Recomendad para una difusión y uso máximos del material licenciado.

2) Atribución- Sin Derivadas
CC BY-ND

Esta licencia permite redistribución, comercial y sin fines de lucro, siempre y cuando la obra se divulgue sin cambios e íntegramente, con mención de tu nombre en los créditos.

3) Atribución – No Comercial – Compartir Igual
CC BY-NC-SA

Esta licencia permite a otros re-mezclar, extraer fragmentos y construir a partir de tu obra, sin fines de lucro, siempre y cuando te den crédito por la creación original e inscriban sus nuevas creaciones bajo una licencia en los mismos términos.

4) Atribución-Compartir Igual
CC BY-SA

Esta licencia permite a otros distribuir, re-mezclar, extraer fragmentos y construir a partir de tu obra, incluso comercialmente, siempre y cuando te den crédito por la creación original e inscriban las nuevas obras en una licencia con los mismos términos. A menudo se compara a esta con las licencias “copyleft” para uso gratuito y open-source de software. Toda nueva obra basada en la tuya llevará la misma licencia, de modo que toda adaptación o derivación también permitirá uso comercial. Esta es la licencia utilizada por Wikipedia, y se recomienda para material que obtendría beneficios al incorporar contenido de Wikipedia o proyectos con licencia semejante.

5) Atribución-No Comercial
CC BY-NC

Esta licencia permite a otros re-mezclar, extraer fragmentos y construir a partir de tu obra sin fines de lucro, y aun cuando las nuevas obras deben citarte como autor y ser utilizadas sin fines de lucro, no tienen que inscribirse bajo una licencia en los mismos términos.

6) Atribución – No Comercial – Sin Derivadas
CC BY-NC-ND

Esta es la más restrictiva de las 6 licencias principales. Sólo permite a otros descargar tu obra y compartirla con otros siempre y cuando te mencionen en los créditos, pero no pueden cambiarla de ningún modo ni darle uso comercial.

Además de las licencias que hemos visto, CC ofrece herramientas que funcionan en el marco del “ningún derecho reservado” del dominio público (obras que pueden ser usadas sin ninguna restricción de derechos). La herramienta CC0 permite a los autores renunciar a todos sus derechos y poner una obra a disposición del dominio público. También existe la Marca de Dominio Público (No Known Copyright, o “sin derechos conocidos”), que permite a cualquier usuario de internet marcar un trabajo como obra de dominio público.

 

ANEXO 1: ¿Qué hacer en caso de infracción a licencias Creative Commons?

Navegando por la red, varios hemos descubierto por casualidad y con sorpresa que alguien usó nuestra obra digital sin permisos ni mención de autoría. Cuando existe una licencia CC de por medio, el infractor se expone a acciones legales en su contra, pues estas licencias tienen validez legal e internacional.

Violar las condiciones de una CC no es juego, y la prueba es que ya existen dictámenes, como el célebre caso del diseñador chileno Armando Torrealba, quien en 2007 ganó litigio contra Falabella por uso no autorizado de su obra (“Panda Punk”) para campaña publicitaria de la multitienda (en definitiva se llegó a acuerdo compensatorio con Porta4, agencia encargada de dicha campaña). Este fue el primer caso conocido en nuestro país sobre el tema, y con resultado favorable al demandante.

Ahora bien, una licencia CC también permite revocar sentencia por infracción al derecho de autor. Fue el caso de un pub demandado (2010) por la Sociedad General de Autores de España (SGAE), por usar canciones sin pago de derechos de autor. No obstante, el tribunal español determinó que la licencia CC escogida por el creador de dichas canciones permitía su libre utilización, lo cual dejó sin efecto la demanda. Ergo, es importante leer bien las condiciones que escogemos para nuestra licencia antes de adquirirla.

Si eres víctima de infracción a licencia CC, puedes contactarte con Creative Commons.org para solicitar orientación (aunque ellos no prestan servicios de asesoría legal). En Chile, el representante de estas licencias es ONG Derechos Digitales, cuyo equipo legal colaboró con el diseñador Armando Torrealba en su exitoso reclamo. En último término, toda demanda implica contratar personalmente los servicios de un abogado especializado en Propiedad Intelectual.

 

ANEXO 2: ¿Tiene validez legal en Chile una licencia Creative Commons?

Parece tan sencillo obtener una licencia de este tipo que naturalmente nos preguntamos sobre su validez al momento de llegar a un tribunal, si queremos demandar formalmente a quien infringió las condiciones asociadas a nuestra obra. Al menos en Chile, tienen plena validez legal desde su lanzamiento en nuestro país (1º de Julio 2005), como explica el abogado y director de la ONG Derechos Digitales, Claudio Ruiz (Fuente: Zona de Contacto, El Mercurio).

Además, dentro del marco jurídico de la Propiedad Intelectual, el tradicional Copyright y las licencias CC pueden complementarse. Y aunque como sabemos, no es necesario que un creador inscriba su obra para que esta quede amparada por derecho de autor (tal derecho se obtiene por el simple hecho de crear una obra), los mecanismos como inscripción o licencias sirven en eventuales litigios, junto a otros medios probatorios. Así lo explica en este artículo(Diario La Nación, 7 marzo 2011) el académico de la Universidad Central y especialista en Derecho Económico y Propiedad Intelectual, Esteban Elías Musalem.

Para mayor información sobre este artículo, te recomendamos visitar los siguientes links de interés:

nuevo megaman

El Regreso de MegaMan a…

Después del pleito casado entre Keiji Inafune y Capcom y el retraso de Mighty No. 9, pareciera que el bombardero azul no regresará pronto a nuestras pantallas… o mejor dicho, a nuestras consolas.

Esto nos tenía algo tristes ya que desde hace años, los gamers hemos estado pidiendo un nuevo título. Pero al parecer, nuestras plegarias han sido respondidas de alguna manera, ya que DHX Media y Dentsu Entertainment, han anunciado una nueva serie animada de Mega Man.

Esto nos tenía algo tristes ya que desde hace años, los gamers hemos estado pidiendo un nuevo título. Pero al parecer, nuestras plegarias han sido respondidas de alguna manera, ya que DHX Media y Dentsu Entertainment, han anunciado una nueva serie animada de Mega Man.

Esta serie estaría enfocada mayormente en un público infantil introduciéndonos al personaje de Aki Light (en ve del buen doctor), quien literalmente tiene la capacidad de transformarse en Mega Man.

“Mega Man tiene una larga traición de casi 30 años con los fans. Nos encontramos muy entusiasmados de trabajar con DHX para trae de vuelta esta nueva versión de uno de los personajes más queridos, al mercado internacional.”

Aún no hay fecha de estreno para esta serie, pero se especula que su lanzamiento coincide con la celebración de los 30 años de Mega Man el 17 de diciembre de 2017.

mega man3

Y bueno, de momento nosotros ya hemos realizado un pequeño esfuerzo por recordar a este personaje. En fin, esperemos que esta serie reviva el interés del público en general por este personaje y que de esta manera, tanto Capcom como Keiji Inafune resuelvan sus diferencias y traigan al Siglo XXI a una de las mascotas originales de la compañía.

 

Vía: Sopitas

7 Razones por las cuales es fácil hackear un cajero automático

Los cajeros automáticos siempre han estado en la mira de los criminales. Antes, para atacar un cajero automático se necesitaban herramientas pesadas, como un soplete o explosivos. Sin embargo, con el auge de la era digital, todo cambió. Hoy en día los criminales pueden realizar un ataque de jackpotting en un cajero automático sin necesidad de tales efectos especiales.

En el reciente congreso de SAS 2016, Olga Kochetova, una especialista en pruebas de penetración de Kaspersky Lab, explicó por qué los cajeros automáticos son tan vulnerables en su plática titulada “El malware y otras formas de realizar ataques de jackpotting en los cajeros automáticos”.

  1. En primer lugar, los cajeros automáticos son básicamente computadoras. Se componen de una serie de subsistemas electrónicos, entre los que se incluyen algunos controladores industriales, pero siempre hay una computadora convencional controlando el sistema del cajero.hackear cajeros automaricos2
  2. Además, lo más probable es que esta computadora cuente con un sistema operativo algo anticuado como Windows XP. Ya sabrás qué problema plantea el uso de Windows XP: ya no cuenta con el soporte técnico de Microsoft, por lo que cualquier vulnerabilidad que se encuentre tras el cese del soporte técnico se quedará sin parchar, quedando desprotegido frente a ataques de día cero. Y sin duda el sistema cuenta con MUCHAS de estas vulnerabilidades.
  3. Los sistemas de los cajeros automáticos cuentan con un software muy vulnerable. Desde los reproductores de flash desactualizados con más de 9,000 bugs conocidos para las herramientas de administración remota, entre muchas otras cosas.hackear cajeros automaticos3
  4. Los fabricantes de cajeros automáticos tienden a creer que estos siempre operan en “condiciones normales” y que nunca tienen errores de funcionamiento. Por lo tanto, no suele haber un control de la integridad del software, ni soluciones de antivirus, ni autenticación de la aplicación que envía comandos al dispensador de efectivo.hackear cajeros automaticos4
  5. A diferencia de la unidad de depósito y el dispensador de efectivo, que cuentan con grandes medidas de seguridad y están totalmente blindados y bloqueados, es muy fácil acceder a la computadora de los cajeros automáticos. Su carcasa suele ser de plástico, o de un fino metal en el mejor de los casos, y está asegurada con sistemas de bloqueo demasiado simples para mantener a raya a los criminales. La lógica de los fabricantes de cajeros automáticos es la siguiente: si no hay dinero en esta parte del cajero, ¿por qué preocuparse de su seguridad?
  6. Los módulos de los cajeros automáticos están interconectados con interfaces estándar, como los puertos USB y COM. Además, a veces se puede acceder a estas interfaces a cierta distancia del cajero. Incluso si no es así, aún debemos preocuparnos por otros problemas como el mencionado anteriormente.
  7. Por naturaleza, los cajeros automáticos deben estar conectados, y siempre lo están. Dado que Internet es la forma de comunicación más económica hoy en día, los bancos lo utilizan para conectar los cajeros con los centros de procesamiento. ¡Y adivina qué! ¡Sí, se pueden encontrar cajeros automáticos en Shodan!

Teniendo en cuenta todas las cuestiones mencionadas anteriormente, los criminales tienen una gran variedad de oportunidades. Por ejemplo, pueden crear un malware, instalarlo en el sistema del cajero automático y sacar dinero. Este tipo de troyanos especialmente diseñados para los cajeros automáticos surgen continuamente. Por ejemplo, hace aproximadamente un año, descubrimos uno llamado Tyupkin.

Otra forma de hacerlo es a través de un hardware adicional conectado al cajero mediante un puerto USB. Para probarlo, Olga Kochetova y Alexey Osipov utilizaron una pequeña y barata computadora monoplaca Raspberry Pi equipada con un adaptador WiFi y una batería. Para saber qué pasa a continuación, mira el siguiente video:

El ataque a través de la World Wide Web puede ser aún más peligroso. Los criminales pueden establecer centros de procesamiento falsos, o apoderarse de uno real. En este caso, pueden robar una gran cantidad de cajeros automáticos sin ni siquiera tener acceso físico a su hardware. Eso es exactamente lo que millones de hackers del grupo Carbanak lograron: tomaron el control de las computadoras clave de las redes bancarias y enviaron comandos directamente a los cajeros automáticos.

En resumen, los bancos y los fabricantes de cajeros automáticos deberían tener más en cuenta la seguridad de los equipos bancarios. Deberían reconsiderar las medidas de protección de susoftware y hardware, crear una infraestructura de red más segura, etc. También es importante que los bancos y los fabricantes reaccionen más rápido a las amenazas y que colaboren con las autoridades policiales y las compañías de seguridad.

 

Con información de Kaspersky